· 

Vecino de Magdalena Nueva es atacado por otro perro pitbull

Otro perro Pitbull atacó a una persona a escasos días que otro can de la misma raza atacó a un niño de once años desfigurándole el rostro.

 

 

En esta ocasión la víctima resultó ser la persona de Pablo Arellano Ferrer, de 78 años, que fue atacado por el can de propiedad de unos vecinos del pueblo joven Magdalena Nueva donde ocurrió el hecho.

 

El septuagenario transitaba en horas de la nolche de ayer miércoles por la calle San Isidro del mencionado sector y de pronto vio que se dirigía a él el perro que salió de una casa y lo llegó a morder en la pantorrilla de la pierna izquierda tumbándolo al piso.

 

 

Pidió ayuda al hijo de la dueña del animal, pero éste sólo atinó a mirarlo y a reírse sin dejar las botellas de cerveza que tomaba con otras personas en el frontis de su casa. Cuando el agraviado se retiraba herido y sangrando exigió que le pongan bozal al Pitbull, pero eso le costó que le lancen una botella que felizmente no le llegó a impactar.

 

 

Arellano Ferrer se dirigió solo a la Posta Médica de Magdalena Nueva donde observaron que las mordeduras fueron profundas, para luego suturar la herida con ocho puntos. Aquí le dijeron que el año pasado hubo varios casos de heridos por mordedura del mismo perro.

 

Un familiar del herido dijo que en la Posta Médica les recomendaron que exija a los dueños del pitbull que lo lleven al centro antirrábico del hospital la Caleta para que evalúen y determinen si tiene o no rabia. “Pero no lo quieren llevar, dicen que lo llevarán al veterinario de su preferencia, pero eso no es asi tiene que ser al centro autorizado porque en el que ellos elijan no da garantía de seriedad en su informe” manifestó.

 

Hoy por la mañana el septuagenario herido se dirigió a la comisaría del 21 de Abril acompañado de un familiar para formular la denuncia del caso. Con un efectivo y en un patrullero se dirigieron a la casa de Matilde Alayo de Rodríguez, dueña del can, para enterarle una citación de la investigación iniciada en su contra.

 

Los familiares del atacado vecino pidieron además que todos los dueños de perro de raza pitbull les coloquen bozal  por representar más peligro que canes de otras razas.

 

Pablo Arellano camina con dificultad y afronta los gastos de sus curaciones ante la negativa de los dueños del pitbull.

Escribir comentario

Comentarios: 0