· 

Odebrecht sobornó para obra de agua potable en Chimbote, código del corrupto es “pescador”

La empresa Odebrecht ha reconocido culpabilidad y el pago de sobornos por dos nuevas obras: el proyecto de ampliación y mejoramiento del sistema de agua potable de Iquitos y el Sistema de Agua Potable de Chimbote.

 

Según las planillas del Departamento de Operaciones Estructuradas de la constructora brasileña a las que accedió El Comercio, los pagos ilícitos fueron a los ‘codinomes’ denominados ‘Rio’ por US$ 1’106.244 y ‘Pescador’ por US$ 176.980, respectivamente, por las mencionadas obras.

 

La tarde del pasado 5 de setiembre, este Diario pudo conocer que Odebrecht suscribió con el equipo especial Lava Jato de la fiscalía el acta de reconocimiento de culpabilidad y el pago de sobornos por estas dos obras más que se suman al Gasoducto del Sur, carretera San José de Sisa, Vía Expresa Costa Verde, Vía Evitamiento de Cusco, Metro de Lima, Interoceánica Sur, la carretera Chacas-San Luis y las obras del ‘club de la construcción’.

 

Esta información fue confirmada por el fiscal Rafael Vela Barba, coordinador del equipo especial Lava Jato, quien sostuvo que esta semana la constructora se declaró culpable en las obras de Iquitos y Chimbote.

 

Además, Vela declaró en el programa "Cuarto Poder" que Odebrecht ha entregado el consolidado completo de los sistemas Drousys y My Web Day, que albergan pagos ocultos por obras.

 

"Ha entregado información desde el año de su creación hasta el 2012.  Hemos sucrito un acta donde hemos recibido toda la información donde aparece todas las obras con pagos ocultos. Tenemos que decodificar esa información, hay muchos nuevos codinombres. Esto ha permitido que la empresa se declare culpable en otras dos obras", señaló.

 

El exjefe de Odebrecht en Perú Jorge Barata declarará ante el equipo especial el próximo mes en Brasil. En esta diligencia, deberá identificar quiénes son ‘Rio’ y ‘Pescador’, así como codinomes vinculados a otros proyectos.

 

PAGOS EN CHIMBOTE

 

Odebrecht también aceptó haber pagado US$176 mil en coimas por la licitación del Sistema de Agua Potable de Chimbote el 2005. La planilla entregada por la empresa a los fiscales del equipo especial Lava Jato muestra siete desembolsos fraccionados entre marzo del 2008 y enero del 2011.

 

Para la obtención de la obra, Odebrecht se presentó con la empresa CBPO Engenharia bajo el Consorcio Constructor Río Santa. La firma del contrato, por más de US$27 millones, se dio con Durich Whittembury, director del Programa de Apoyo a la Reforma del Sector Saneamiento (PARSSA) del Ministerio de Vivienda bajo la gestión del hoy congresista Carlos Bruce.

 

Según las planillas de la constructora, los pagos ilegales fueron entregados a un personaje identificado con el ‘codinome’ ‘Pescador’. El registro de cifras es variable: el menor es del 24 de noviembre del 2010 por US$2.014 y el mayor del 27 de abril del 2010 por US$98.503.

 

En diálogo con El Comercio, Bruce sostuvo que el concurso público estuvo en la práctica bajo la batuta del Japan Bank for International Cooperation (JBIC), como la obra en Loreto. “Los japoneses exigían que se haga una licitación de acuerdo a las reglas que ellos ponían, incluso hubo un supervisor japonés que participaba del proceso de selección para asegurar la limpieza del procedimiento y convocaba a una segunda ronda de propuestas para obtener el mejor precio posible”, precisó. Whittembury, por su parte, recordó que “la oferta de Odebrecht fue la más baja y aún así se renegoció y redujo el valor de US$31 a US$27 millones”.

 

Si bien el contrato fue establecido en poco más de S/89 millones, terminó costando S/21 millones más en sobrecostos y gastos adicionales. El entonces ministro de Vivienda rechazó que las coimas hayan apuntado a su gestión o a sus funcionarios. “El 2007, ya en gobierno de Alan García, Odebrecht ganó un arbitraje para que le paguen esos gastos generales. Estoy convencido que eso [los sobornos] fue algo vinculado a esos arbitrajes. El monto que lograron cobrar fue enorme en proporción a la obra”, añadió.

 

El procurador anticorrupción de El Santa en Áncash, Richard Asmat, dijo a este Diario que solicitará “información al Ministerio Público a efectos de que informe si hay investigación pendiente para poder asumir la defensa del Estado y requerir una reparación civil por este caso”. (El Comercio)

Escribir comentario

Comentarios: 0