Incendio en interior de céntrico mercado de Chimbote, hace una semana ocurrió en “Alfonso Ugarte”

Toda una inversión en miles de soles destinados a tener el negocio propio como medio de sustento quedó reducida a escombros.

 

Leo Llico Chávez tuvo delante de sus ojos inmensas llamas con las que no pudo luchar y vio como todo su puesto de venta de abarrotes en el mercado Nuevo Progreso era consumido como sus mismas ganas de ingresar y sacar sus productos.

 

No pudo luchar contra las llamas y en medio de su impotencia vio perder todo su negocio el mismo con el que crédito bancario sostenía a su esposa e hijos.

 

El siniestro en el puesto de Llico Chávez se registró al promediar las 10 de la noche del viernes ocasionado aparentemente por un cortocircuito en el sistema eléctrico de su local.

 

En ese momento no se encontraba en su puesto, ya se había retirado minutos antes y se encontraba en su casa que es donde recibió la noticia que ocurría un incendio en el mercado Chacra La Olla.

 

La llamada que lo alertó lo desesperó e inmediatamente se dirigió velozmente en un auto al mencionado centro de abastos,

Mientras el comerciante se desplazaba en el vehículo, en el exterior de Chacra a La Olla ya se juntaban muchas personas curiosas observando el fuego y temiendo que ocurriría una desgracia. “¡Se incendia el mercado Chacra a La Olla!” gritaban los curiosos confundiendo al mercado Nuevo Progreso  que es colindante con el anterior.

 

Sin embargo, los bomberos llegaron a los pocos minutos antes que el fuego se propague a todo el centro de abastos. Los hombres de rojo lanzaron chorros y chorros de agua hasta sofocar las llamas. Cuando ello terminó ya todos los productos de abarrotes y plásticos eran cosa del pasado. Solamente una pequeña vitrina con algunos artículos de aseo personal se salvó. El temor que se incendiaba todo el mercado igualmente quedó extinguido.

 

Tras retirarse  los hombres de rojo, Llico Chávez y su esposa no pudieron ocultar discurrir algunas lágrimas  por su rostro pues el siniestro además de consumir los productos consumió la suma de 20 mil soles en efectivo que habían dejado en cajones.

 

“Estamos con cero soles, todo el dinero del movimiento diario también se consumió”  dijo ayer a nuestro medio el comerciante ciertamente compungido por la desgracia sufrida. En tanto entre los comerciantes del Nuevo Progreso  surgió la posibilidad de apoyar a su compañero caído en desgracia.

 

El comerciante dijo que la pérdida en productos asciende a la suma de 70 mil soles, pero a ello tiene que sumar el dinero efectivo quemado y los daños materiales en la infraestructura de su puesto de venta.      

    

“Espero que el banco entienda y me pueda conceder facilidades para poder cumplir con pagar los préstamos. Siempre soy pagador puntual, pero esta situación no me va a permitir” dijo Leo Llico abrigando la esperanza que la entidad bancaría que le posibilitó tener su negocio le ayude a resurgir.

Escribir comentario

Comentarios: 0