· 

Hija de juez Carhuancho dijo que enamorado no sabía de viaje a Chimbote

La menor Andrea Fernanda Concepción Alvarado (13), hija mayor del juez Richard Concepción Carhuancho, quien mantuvo en vilo a casi todo el país, tras fugar de su casa, defendió a su enamorado de 18 años y dijo que aquel desconocía que había tomado un bus para Chimbote.

 

En su relato ante el Ministerio Público, la menor contó al Fiscal Lorenzo Javier Melgarejo que nadie la indujo a viajar a Chimbote, sino que ella misma quiso visitar a su enamorado Abraham David Castillo Chávez (foto) y tomó un bus de una de las empresas que tienen agencia en la avenida 28 de Julio en La Victoria en Lima.

 

Sin embargo, el relato mas escalofriante de la menor y que tiene que ver con un aspecto de seguridad, es la forma como teniendo 13 años, pudo viajar sin problemas desde Lima hasta Chimbote.

 

En ese sentido, explicó que una vez que salió de su vivienda, luego que su madre se quedó dormida y tras sortear a la seguridad policial de su padre, cogió un taxi que la llevó hasta las agencias de transporte interprovincial que se ubican en la zona de la avenida 28 de Julio en el distrito limeño de La Victoria.

 

“El chofer me preguntó cuanto de plata tenía y si era la única que viajaba a lo que le dije que tenia solo cuarenta y cinco soles y me dejaron subir, ubicándome en la cabina del conductor, luego me pasó a la cabina de pasajeros. Llegando a Plaza Norte el recogió pasajeros que ocupaban todos los asientos, entonces el chofer me pasó nuevamente adelante y después me preguntó si deseaba pasar al camarote, lo cual acepté, donde habían dos colchones, uno lo iba ocupar junto a una señorita que era la hija de uno de los choferes y en el otro iba a descansar él mismo” relató ante las autoridades, dejando en evidencia el peligro al que se expuso y probablemente se exponen otras personas u otros menores de edad.

 

“LLegando a Huarmey nuevamente nos hicieron pasar a la cabina del conductor, hasta llegar a Casma donde bajaron varios pasajeros y desocuparon los asientos. Desde allí hasta Chimbote viajé en la cabina de pasajeros” relató.

 

SU ENAMORADO NO SABÍA

 

La joven descartó que haya sufrido algún tipo de agresión o tocamientos por parte de su enamorado, solo dijo que cuando llegó al Terminal Terrestre de Chimbote lo llamó por teléfono para avisarle que había llegado de Lima. “El me preguntó que me había pasado, porque vine sin mis padres y me fue a ver, me invitó un jugo pulpin y dos galletas grandes” manifestó la menor.

 

También dijo que cerca de las 9 de la mañana, su mamá se comunicó con su enamorado pero no le contestó. “Como tenía que ir a trabajar, me dijo que su mamá vivía por el Estadio y me llevó para quedarme con ella. Allí la conocí, era una persona joven que me dijo que admiraba a mi padre. Permanecí por varias horas” manifestó la menor.

 

También dijo que al promediar las 9 de la noche, llegó a la vivienda que ocupaba un señor que dijo ser el padrastro de su enamorado, quien dijo que era abogado y que tenían que poner en conocimiento de la Policía y a mis padres, “por eso es que decidí irme a la residencial Buenos Aires y con el teléfono del vigilante, a quien le pedí prestado, llamé a mi mamá y me dijo que no me mueva de allí” aseveró.

 

“En ese momento también llegó mi amiga Samira y al cabo de unos minutos se me acercó una mujer, me cogió del brazo y se identificó como Policía” manifestó la joven de 13 años que puso de vuelta y media a casi todo un país con su desaparición voluntaria. 

Escribir comentario

Comentarios: 0