Familiares de Bruno Urdániga exigieron justicia a tres meses de crimen a manos de policía

Al cumplirse el 30 de noviembre tres meses de la muerte del joven estudiante Bruno Urdániga Chávez por parte de su amigo, un efectivo de la Policía Nacional, familiares y amigos efectuaron un plantón de protestas en el frontis del Ministerio Público reclamando justicia.

 

Exigieron que el Suboficial de la PNP homicida Anthony Morales no solamente sea castigado por el Poder Judicial sino que además sea dado de baja de la institución donde labora “porque sería contraproducente que tengan en sus filas a un asesino” dijeron los amigos.

 

Cecilia Chávez Gordillo, madre del occiso, agregó que “además de la condena ejemplar que deben darle en el Poder Judicial queremos que le den de baja. Un homicida como él que acabó con la vida de un joven que se proyectaba en la vida no puede seguir como elemento de seguridad ¿Qué seguridad representa para la sociedad un homicida?”,  reclamó.

 

Los familiares dijeron temer que el acusado sea puesto en libertad antes que se formule la acusación en su contra y en ese sentido pidieron a la fiscal Angelica Bayez que investiga el caso que realice una investigación sin ceder a ningún tipo de presiones.

 

El efectivo Anthony Morales se encuentra internado en el penal de Cambio Puente cumpliendo la orden de nueve meses de prisión preventiva en su contra. (Foto: Karla Fournier)

 

Escribir comentario

Comentarios: 0