· 

Dirigente de trabajadores del GRA justifica pago de incentivos por tener bajos sueldos

Maruja Rodríguez, Secretaria General del Sindicato de Trabajadores del Gobierno Regional de Áncash, no teme al anuncio de la Contraloría General de la República de congelar las cuentas de la administración regional en caso que insistan en cobrar los incentivos que el órgano de control ha sostenido que son irregulares.

 

La dirigente dijo que el pago de incentivos es un mandato judicial que ya es cosa juzgada y desde el año 2016 se viene pagando a 184 servidores del GRA de la sede central en Huaraz porque ya está presupuestado desde el Ministerio de Economía y Finanzas después que les comunicaron del fallo judicial.  

 

“A través de esa sentencia de cosa juzgada hicimos un trámite en el Ministerio de Economía y Finanzas y ellos nos dieron la razón, inclusive viene un presupuesto definido como cosa juzgada para la sede central del gobierno regional y nos venimos pagando desde el año 2016 de forma regular porque ya viene un presupuesto designado a esos incentivos laborales” dijo la dirigente.

 

Frente a la advertencia hecha por la CGR contestó que no cree que congelen las cuentas “porque nosotros legalmente estamos reconocidos en el MEF, dentro de los datos de recursos humanos y tenemos esa sentencia de cosa juzgada” reiteró.

 

Añadió que al respecto el miércoles dialogó con el titular de la CGR en Huaraz quien les pidió la documentación que sustenta su posición. “Nuestra remuneración es paupérrima, llega a 400, 500 soles y con eso una persona no puede vivir. Nuestro sueldos no llegan al mínimo” expresó Maruja Rodríguez.

 

Frente a otra pregunta de los periodistas  contestó que el monto máximo de incentivo es de 7 mil soles y el mínimo es de 3 mil soles.

Escribir comentario

Comentarios: 0