· 

Destrucción y bloqueo de carreteras e inundación en pueblos del interior de Áncash

Las intensas lluvias en el interior de la región Ancash vienen generando  serios daños en las carreteras y pueblos por los deslizamientos de piedras y destrucción de vías de comunicación dejando incomunicados a varios pueblos lo que ha conllevado a sus respectivas autoridades a declararse en emergencia y solicitar la intervención del gobierno central.

 

En el pueblo de San Luis (provincia Carlos Fermín Fitzcarrald) se produjo la interrupción de las vías de salida hacia la ciudad de Huaraz en la comunidad de Mushcas  por deslizamiento de agua y lodo tanto en la parte alta y baja. Horas después en la parte alta se restableció el tráfico vehicular y respecto de la parte baja la autoridad municipal de la provincia se ha comprometido en restablecerlo desde la primera hora de mañana viernes.

 

Otra importante carretera que une la costa con la zona sierra es la de Casma – Huaraz que igualmente se vio interrumpida por el bloqueo de deslizamiento de piedras.

 

En la carretera Caraz - Huallanca también se desprendieron rocas obstaculizando el pase de vehículos varios de los cuales llevaban pasajeros. En las redes sociales se vio en un video el momento de la caída de piedras sin que felizmente causara una tragedia en los vehículos que pasaban en ese momento por el lugar.  

De las redes sociales también se obtuvo la información que los distritos de Mangas y La Primavera, (provincia de Bolognesi) se encuentran incomunicados desde hace una semana debido al deterioro de la carretera a causa de las intensas lluvias. El Alcalde señaló que el pueblo se ha quedado sin energía desde el 11 de febrero, debido a que el transformador de alta tensión se ha dañado por las fuertes lluvias.

 

En el distrito de Macate (provincia del Santa) las persistentes lluvias perjudicaron el tramo de la carretera conocida como Espinazo del Diablo obstaculizando el acceso al caserío de Quihuay por donde circulan los vehículos que se trasladan al distrito de Mácate y otros caseríos. Hasta la zona afectada llegó el alcalde Manuel Contreras Reyes que acompañado de sus regidores y efectivos de la Policía Nacional limpiaron la carretera para restablecer el tráfico vehicular.

 

También en Yungay las cosas no son de las mejores y por eso el pleno municipal decidió suspender  el Carnaval Yungaíno programado para el próximo viernes 22 de febrero debido a la situación de Emergencia que se encuentra la provincia. 

 

 

Escribir comentario

Comentarios: 0