Chimbotano don José Beltrán cumplió 102 años y con misa agradeció bendición de DIOS

Don José Beltrán Mendoza no solo se ha constituido en una de las personas más longevas de Chimbote sino que tiene vitalidad para seguir cumpliendo otros más y ayer tres de febrero lo volvió a demostrar.

 

Y es que cumplió 102 años y como ya es tradición en su familia, por este motivo hubo celebración en la que estuvieron invitados, además de familiares, entre ellos una nieta llegada de Chile; amigos.

 

La celebración empezó con una misa realizada en la parroquia San Pedro donde los asistentes le cantaron el feliz cumpleaños y Don José Beltrán y familia volvió a recibir la bendición de Dios con el agua bendita que roció sobre ellos el párroco.

 

El centenario chimbotano camina sin dificultad, tiene buena visión y una memoria envidiable incluso para los más jóvenes y eso es lo que llamó la atención a extraños que por primera vez participaron de la ceremonia religiosa en su honor.

“Mi padre está contento y como lo ven tiene para rato” dijo a nuestro medio muy emocionada Violeta Beltrán, una de sus hijas. Casado con Lucia Samanamúd Palomino, tuvo ocho hijos en total (uno de ellos falleció), nueve nietos y dos bisnietos todos los cuales son su felicidad, añadió.

 

Don Beltrán Mendoza es nacido el año 1916 y desde pequeño tuvo como despensa para su alimentación el mar chimbotano de donde extrajo tantas veces tanto recursos como la Anchoveta, Robalo, Chita, Lenguado, Jurel, Caballa, entre otros que le ayudaron a fortalecer su organismo libre de agentes contaminantes como el licor o el cigarrillo.

 

El periodista Carlos Palacios Macharé recordó que el también hombre de prensa Teobaldo Arroyo Icochea (fallecido) le contó una vez que José Beltrán era el Chumpitaz de Chimbote por sus innatas condiciones de futbolista como volante en la selección del puerto y por esas cualidades deportivas llegó a jugar en Lima integrando equipo con el gran Lolo Fernández en la selección peruana de futbol.

 

Esta noche en la celebración en su casa, ubicada en el Malecón Grau, Don José Beltrán pasó su 102 años muy feliz y contando anécdotas de este su terruño donde quiere seguir viviendo muchos años más.

Escribir comentario

Comentarios: 0