· 

Chimbote: mujer perdona a ladrones, estos quedan libres y terminan en abrazos

Un hecho sin precedentes en la historia judicial de Chimbote se registró en la sala de audiencias del Tercer Juzgado Penal de Investigación Preparatoria donde la agraviada de un robo abrazó y deseó cambio de conducta a los tres sujetos que le habían robado violentamente su cartera.


Nuestro medio fue testigo cuando Liliana Minaya Osorio, docente de una universidad local, se abrazó con Johnny Caballero Quiroz, con Juan Guevara Villalobos y Dairon Salinas Segura al término de la audiencia de juicio por terminación anticipada en el que los tres detenidos fueron condenados por el delito de robo en su modalidad de tentativa a 2 años y un mes de prisión.


Lo que ocurrió ante los ojos del juez Efer Díaz Uriarte es que la agraviada perdonó a los jóvenes asaltantes y les dio la oportunidad de regenerarse corrigiendo sus vidas para no causar dolor a sus madres, algunas de las cuales estaban presentes en la audiencia.


El robo fue cometido el lunes seis del presente mes en una calle del asentamiento humano "Villa Victoria", en Nuevo Chimbote, a pocos metros de la casa de la víctima. Los tres se movilizan en una mototaxi de donde bajaron dos para despojarle la cartera y huir luego. Luego fueron capturados por agentes del serenazgo.


Ayer, los tres imputados se mostraron arrepentidos por lo cometido y a través de su abogado convinieron con la fiscal Sandy Segovia Llenque, de la Segunda Fiscalía Provincial Penal Corporativa de Nuevo Chimbote, en llegar a un acuerdo de terminación anticipada por el cual aceptaban su responsabilidad y la pena de cárcel a dictarse.


El planteamiento de terminación anticipada fue presentado al juez quien tras evaluar que no tienen antecedentes finalmente dictaminó condenando a los imputados a dos años de cárcel con carácter suspendida por el lapso de un año y seis meses sujeto a reglas de conducta y al pago de una reparación civil de 400 soles de manera solidaria.


En las reglas de conducta también figura que deben asistir a un programa de rehabilitación por el lapso de cuatro meses de lo contrario se revocatoria la condicionalidad de la pena para hacerla efectiva y disponer su internamiento en el penal de Cambio Puente.


Tras la lectura del fallo el magistrado del Poder Judicial dispuso la libertad de los tres condenados. Segúndos después, al término de la audiencia, la agraviada y los sentenciados se dieron un emotivo abrazo de perdón y compromiso de no volver a delinquir. Lo mismo sucedió con la madre de uno de los procesados.


Cabe agregar que el juez Efer Díaz también los amonestó y les hizo reflexionar del peligro contra su vida de seguir llevando una vida delictiva.

Escribir comentario

Comentarios: 0