· 

Venezolana alumbró bebé de cinco meses y requiere ayuda para salvarla

Una joven madre de nacionalidad venezolana que en su país no pudo quedar embarazada felizmente lo logró en nuestra ciudad y alumbró una pequeña bebé prematura de cinco meses quien ahora junto a su madre lucha por su vida.


La bebé nació pesando 534 gramos y al no llegar al término de su formación el personal médico del hospital La Caleta la ingresó a la Unidad de Cuidados Intensivos Neonatal, sin embargo, necesita de alimentación parenteral total.


Esta alimentación especial no puede cubrir el Seguro Integral de Salud, y menos los padre de la niña que se encuentran en condiciones extremas de pobreza por lo que requieren la ayuda de los chimbotanos.


Adamaris Herrera es el nombre de la madre de la pequeña que le ha traído felicidad y a la vez el desafío de enfrentar otra lucha que es la de conseguir la alimentación especial cuyo costo diario es de 300 soles.


“Mi hija tiene vida, y mientras la haya yo lucharé para que ella siga viva, no me la quiero llevar en una caja de zapatos, porque ni para eso tengo. Yo la amo, autoridades congresistas, de la región ayúdenme, la alimentación para mi hija cuesta 300 soles diarios. Les imploro ayúdenme, no me la dejen morir, menos de hambre”, manifestó la desesperada madre. 


Cabe precisar que en el hospital La Caleta donde hace dos días dio a luz la alimentación especial que requiere no la pueden comprar por el seguro SIS por no estar autorizados.


Adamaris Herrera alumbró a su hija hace dos días en el nosocomio chimbotano actualmente junto a su esposo recorren calles negocios y buscan personas sensibles con la finalidad de lograr el apoyo económico para costear la alimentación parental completa que requiere su bebé.


En declaraciones al periodismo local dijo que en Venezuela no pudo quedarse embarazada a pesar de los diversos tratamientos a los que se sometió pero al llegar a Chimbote se le hizo el milagro.


De otro lado, cabe resaltar que el hospital en La Caleta está realizando los trámites para referir a la niña a un nosocomio en la que pueda recibir la atención especial que requiere.Cabe mencionar que en la Unidad de Neonatología dos niños más también se encuentran en espera de referencia, entre ellos, se encuentra dos menores, una de ellas esperando más de un mes la referencia para tratar la hemorragia intraventricular grado 3, y otra la cardiopatía congénita: raddoma-sirma congenita.


Escribir comentario

Comentarios: 0