· 

Asesinos de Lito Montalván condenados con penas de 15 a 35 años de cárcel

Después de 6 años y 5 meses y medio del crimen del ex alcalde de Casma, José Montalván Macedo, el Poder Judicial finalmente dictó sentencia en contra de los procesados a los que encontró responsabilidad penal y los condenó con pena privativa de libertad que van desde los 15 años hasta los 35 años imponiendo además el pago de 500 mil soles de manera solidaria por concepto de reparación civil en favor de los deudos.


El Juzgado Penal Colegiado Supraprovincial los encontró responsable del delito de homicidio calificado, sin embargo, los absolvió del delito de asociación ilícita para delinquir 


Los procesados, Rommel Meza Cerna, ex burgomaestre casmeño que sucedió en el cargo a Montalván Macedo, pasará 28 años de su vida en una prisión, al ser hallado responsable intelectual del asesinato. La misma condena recibió el empresario Carlos Daniel León Milla considerado instigador y el financista que pagó la suma de 10 mil soles los sicarios.


William Minaya Córdova, a quien se le impuso pena de 35 años por contar con antecedentes delincuenciales. El otro sicario, Nelson Tarquino Castro Valverde recibió una condena de 28 años.


Para los jueces del colegiado el testimonio de los testigos en reserva fue clave para lograr probar los hechos y la responsabilidad de los acusados. Todo fue acreditado a través de la actuación de otras pruebas, como el levantamiento del secreto de las comunicaciones de los procesados. De este modo las los argumentos de los abogados defensores que sostenían que no se podía condenar con declaraciones de testigos en reserva no sirvió de nada.


El Colegiado, corrigió la imputación del Ministerio Público respecto a los procesados Jhon Figueroa Guzman, Carlos Mori Mimbela, César Chiroque Chero y Jairo Jonathan Rosales Ramos, quienes habían sido considerados como cómplices secundarios y la reformuló por la de coautoría.


Del resultado de las investigaciones se determinó que el día acordado, estos sujetos estaban ubicados estratégicamente cerca al lugar del crimen, de tal manera que si los sicarios fallaban en su cometido, serían Figueroa y Mori quienes entrarían en acción. Sus cómplices César Chiroque y Jairo Rosales hicieron la labor de campanas. 


Todos ellos recibieron 20 años de pena privativa de la libertad. A Pedro Bobadilla Salinas, quien durante el asesinato estuvo frente a la casa de la pareja de la víctima en una motocicleta, se le impuso 15 años de prisión. Todos ellos fueron considerados coautores del asesinato.


Debido a falta de pruebas y por duda razonable, el servidor municipal casmeño, Gumercindo Carranza Sifuentes fue absuelto  y se ordenó su inmediata libertad.


En cuanto al delito de asociación ilícita para delinquir, el Colegiado consideró que el Ministerio Público no logró acreditar de manera suficiente, los elementos objetivos y subjetivos de dicho tipo penal, por lo que absolvió a todos los imputados.


Esta sentencia fue leída en sus lineamientos generales y se citó a las partes para el próximo 28 del presente mes a las 4 de la tarde para la lectura de sentencia condenatoria íntegra.


Escribir comentario

Comentarios: 0