· 

Chimbote: cierran mercado El Progreso por 30 días con alimentos perecibles en su interior

La sorpresa es la mejor estrategia y bajo esta premisa la municipalidad de Chimbote clausuró el mercado El Progreso por espacio de 30 días debido a que carece de licencia corporativa de funcionamiento.


Con el apoyo de la Policía Nacional y del Ministerio Público se llevó a cabo esta medida desde las 4 de la madrugada sorprendiendo a vecinos del barrio El Progreso y a los mismos comerciantes.


El cierre de este centro de abastos posibilitaría el cambio de giro de aquellos comerciantes que se resistían a la propuesta municipal para favorecer a la materialización del moderno y necesario hospital para la ciudad en la misma zona donde está ubicado el centro médico del sector.


La comuna explicó que el cierre se dio amparado en el RIS de la Ordenanza Municipal N° 006-2014

y es temporal por 30 días.


El decidido acto administrativo municipal se realizó desde las 4 de la madrugada con personal de la Gerencia de Desarrollo Económico Local y Ejecutoría Coactiva de la comuna, junto al  representante de la Segunda Fiscalía de Prevención del Delito, Julio Rivera Jaco que se apersonaron a este centro de abastos, para proceder con la disposición de cierre.


Y es que mediante la Resolución Gerencial N° 486-2019, se da cuenta que los vendedores del mercado venían trabajando sin dicha autorización, el cual quedó constatado durante una inspección realizada el pasado 8 de abril, otorgando un plazo de 5 días de plazo para que subsanen la obtención de su licencia municipal de funcionamiento corporativa, sin embargo, no se acercaron a la comuna para regularizar y se procedió aplicar una multa de 4.200 soles. 


Ante esta situación, la Subgerencia de Licencia Comercialización y Mercados de la comuna elevó un informe señalando los trámites previos que se hicieron y sugirieron que se proceda a la ejecución de la medida complementaria de clausura, que se concretó esta madrugada.


Al respecto el alcalde, Roberto Briceño Franco manifestó que desde el mes de enero se intentó mantener una relación de diálogo con los dirigentes de este centro de abastos, sin embargo, hicieron caso omiso y se resistían al cambio de giro de sus negocios, dificultando así el proceso para la futura construcción del Hospital El Progreso.


“Hemos actuado de acuerdo a los procedimientos correctos y legales, pero hemos intentado el diálogo y no hemos llegado a nada con los comerciantes. Esta etapa ya se terminó, ahora lo que viene es cumplir con la ley, ellos deberán tramitar su licencia corporativa en un plazo de 30 días, de lo contrario nos veremos obligados en cerrar definitivamente este mercado”, expresó el burgomaestre.


Briceño Franco, precisó que dicha licencia, deberá ser compatible con el cambio de giro de sus negocios, es decir se evite la venta de productos húmedos (carne, pollo, verduras). “La posición de la municipalidad no va a cambiar por nada, el principio de autoridad haremos respetar y el hospital se construye sí o sí, cueste lo que cueste”, señaló la autoridad municipal. 

A su turno, el asesor legal de Desarrollo Económico Local, Fernando Baldeón Carbajal precisó que para la clausura del mercado se siguió todo el procedimiento administrativo bajo el Reglamento de Infracciones y Sanciones, aprobado mediante Ordenanza Municipal N° 006-2014. 


Explicó que la licencia corporativa está comprendida en la Ley Marco de Licencias de Funcionamiento y obliga que todos los mercados cuenten con este documento, aunque también faculta a los negocios su trámite de licencia individual.  Dijo que ello podrá determinar los giros de los mercados para la construcción de hospitales, en acorde con la Ley General de Salud.


En el caso del mercado El Progreso, precisó que en el 2017 se puso de conocimiento a los comerciantes para que realicen el trámite de su licencia corporativa; sin embargo no lo hicieron, a diferencia de los centros de abastos Chacra a la Olla, Mercado Modelo, Nuevo Progreso que si cuenta este documento, mientras que se encuentran gestionando Miramar y Dos de Mayo. 


Los comerciantes quedaron absortos por la medida aplicada y solamente atinaron a decir que en el interior de sus puestos habían alimentos perecibles que podrían descomponerse y originar contaminación.

Escribir comentario

Comentarios: 0