· 

Abogada obsequió canastas con víveres a madre venezolana y a vendedora de la calle

Una indigente madre venezolana y una madre trabajadora en la calle recibieron cada una una canasta de víveres de parte de la abogada Sonia Carranza Luján con motivo de celebrarse hoy domingo día de la Madre.


La abogada chimbotana dijo que no quería pasar desapercibido esta fecha para brindar un humilde agasajo como siempre lo ha hecho en otros años anteriores a madres de escasos recursos.


La letrada compró víveres y elaboró dos canastas para obsequiarlas a humildes madres que encontraría en calles del centro de la ciudad. Es así que en la esquina del jirón Aviación con Alfonso Ugarte encontró a una madre de familia de nacionalidad venezolana llegada a nuestra ciudad hace una semana a quien obsequió la primera canasta.


"Hace una semana he llegado de Venezuela con mi hija para lograr trabajar aquí en Perú donde están muchos compatriotas míos. Mi esposo vendrá después. No me esperaba esto, estoy aquí en la calle a pesar del fuerte sol pidiendo solidaridad de los peruanos y esto es grandioso" manifestó muy agradecida la mujer que estaba acompañada de su menor hija.


La segunda canasta fue obsequiada a una mujer vendedora de agua embotellada que trabaja en la esquina de la avenida José Pardo con la avenida José Gálvez.


Muy feliz por la canasta de víveres agradeció el obsequio que tampoco lo esperaba. "Dios la bendiga mamita, gracias, gracias si pase un feliz día de la madre usted también" agradeció la vendedora a la abogada Sonia Carranza.


"Dios es bueno con nosotros y hay que saber compartir con los que menos tienen. Es poco de lo que he ofrecido pero he visto en el rostro de cada una de estas benditas madres una gran felicidad y eso compensa grandemente" sentenció la solidaria letrada chimbotana.


Escribir comentario

Comentarios: 0