· 

Corrupta trabajadora judicial quedó libre por decisión de Sala de Apelaciones

Un mal precedente que no sintoniza con el mensaje de lucha contra la corrupción del Presidente de la Corte Superior de Justicia del Santa, sentó la Segunda Sala Penal de Apelaciones al condenar con pena suspendida de 3 años y 9 meses de prisión a una ex trabajadora judicial implicada en un caso de corrupción.


Este tema está referido al proceso seguido contra Jhovanna Esperanza Gutiérrez González por el delito de tráfico de influencias en agravio del Poder Judicial al solicitar reiteradas veces dinero a una litigante con la promesa de procurar la libertad de un familiar preso en el penal.


Los magistrados de la Sala Penal de apelaciones revisaron la resolución emitida por el juez anticorrupción Jorge Chávez Tamariz que desaprobó el acuerdo de terminación anticipada entre el fiscal del caso y el abogado de la acusada y por el cual esta seguía recluida en el centro penitenciario de la ciudad.


Aquella resolución del juez de primera instancia contó con la conformidad del representante del Ministerio Público a pesar de haber llegado al acuerdo de terminación anticipada con el abogado de la investigada.


Dicha resolución subió a la instancia superior y es aquí donde los vocales Daniel Vázquez Cárdenas, Carlos Maya Espinoza y Niczon Espinoza Lugo revocaron la resolución apelada y resolvieron en aprobar el acuerdo de terminación anticipada y consecuentemente condenaron a Gutiérrez González a la pena de 3 años y 9 meses de pena privativa de libertad suspendida.


En esta resolución del 14 de enero pasado disponen la inmediata libertad de la procesada y fijan reglas de conducta como el pago de la reparación civil de 8 mil soles, acudir al control de firmas cada 30 días, se impuso también 480 días multa en favor del Estado, entre otros.


La fiscal superior que acudió a esta audiencia y estuvo de acuerdo con la resolución de tan benigna pena por un caso de corrupción fue María del Rosario Valencia Pozo. Igualmente, y como no podía ser de otro modo, el abogado Nelson Ali Rivera Moreira, que patrocinaba a la corrupta extrabajadora judicial se pronunció por la conformidad.


Esta cuestionable sentencia condenatoria viene siendo comentada negativamente en el foro chimbotano en el cual algunos letrados consideran que existió agravantes para que se dicte una pena efectiva en contra de Yovanna Gutiérrez.


Esas agravantes están referidas a su condición de abogada y de trabajadora judicial muy conocedora de la gravedad de los delitos en contra de la administración de justicia.


Cabe recordar que en la apertura del año judicial, el Presidente de la Corte Superior de Justicia del Santa, José Manzo Villanueva, dirigió un mensaje en el que hizo referencia a que no permitirá actos de corrupción en la institución que preside, pero parece que su mensaje no ha sido captado por algunos magistrados.

Escribir comentario

Comentarios: 0