· 

Fiscal Javier Melgarejo rechazó medalla otorgada por cuestionado alcalde Valentín Fernández

Atrevimiento hipócrita. El alcalde de Nuevo Chimbote Valentín Fernández Bazán decidió otorgar la Medalla de la ciudad al fiscal Lorenzo Javier Melgarejo por su importante participación como Agente de Protección y de Justicia en el distrito, sin embargo, el magistrado del Ministerio Público devolvió el reconocimiento. 


Javier Melgarejo devolvió la Medalla de la Ciudad sustentada en los hechos prácticamente de inaceptables abusos e insultos públicos que el burgomaestre sureño dirigió varias veces a su persona sin consideración alguna.


Si realmente Fernandez Bazán pretendió congraciarse con quien en su momento tildó de delincuente y trató de derruir su vivienda no lo ha logrado. Ha logrado todo lo contrario, que el fiscal le dé una lección que jamás nadie le dio en su vida. Una lección de integridad.


El fiscal dirigió hoy una carta a la municipalidad sureña devolviendo la Medalla de la Ciudad dejando bien explicado los motivos del rechazo a la distinción.


Esta aparente distinción no fue en una ceremonia pública y por el contrario Fernandez Bazán hizo que remitieran la medalla al despacho del magistrado con el documento respectivo, lo que efectivamente ocurrió el martes 27 del presente mes.


En el oficio entregado hoy y recepcionado en mesa de partes de la municipalidad, Javier Melgarejo le dice al burgomaestre (que dentro de un poco más de 30 días dejará la comuna) que "la razón que me asiste es más que obvio, el sólo recordar que por un reconocimiento similar por otra institución vuestra persona se encargó sin piedad alguna mancillar mi honor y por cumplir mi deber de fiscal hasta me calificó de delincuente".


"Ultrajó el honor de mi familia afirmando que tenía un hermano que vendía droga en esta ciudad donde ni siquiera tengo hermano. A través de la municipalidad trató de destruir mi casa, sumiendo en zozobra a mis hijos pequeños y sólo hace poco volvió a mancillar mi honor calificandome de mal fiscal, promovedor de impunidad etc etc..." se lee del oficio.


Razones por las cuales el magistrado termina indicando que "me impide aceptar la condecoración impulsada por su persona; distinciones que jamás he rechazado cuando es percibido como un gesto coherente de devaloración de mi persona y desempeño funcional".


Este inaceptable acto de Valentín Fernández solamente va abriendo el camino de despedirse de la comuna de Nuevo Chimbote sin pena ni Gloria.


Escribir comentario

Comentarios: 0